REFLUJO GASTROESOFÁGICO ¿QUÉ HACER SI SE PRESENTA?

FATIGA Y CANSANCIO


¿Deberías preocuparte si te sientes cansada?

En esta etapa es muy importante tener claro que a pesar de que es la más hermosa de todas, puede traer uno que otro malestar. Por eso, es importante saber que hay muchos cuidados que puedes aplicar durante tu embarazo para evitarlos o aliviarlos en el caso de que ya se estén presentando.

Al empezar el embarazo: 

Este es el momento en que más órganos del bebé se desarrollan, tu aparato circulatorio trabaja un 50% más que antes, los niveles de progesterona se elevan y las náuseas y vómitos consumen mucha energía.

En los últimos meses:

El cansancio se debe principalmente al peso que ahora cargas contigo. Entonces aunque no tengas mucha actividad en tu día a día, tu cuerpo sí está gastando la suficiente energía y por eso te sientes agotada.

¿Cuánto va a durar el cansancio?

No siempre es igual, pero en la mayoría de los casos al empezar el segundo trimestre, las mujeres embarazadas se sienten un poco mejor. Sin embargo a mediados del tercer trimestre el cansancio vuelve a aparecer por los calambres en las piernas, la acidez estomacal, el dolor de espalda, los movimientos del bebé y las ganas frecuentes de ir al baño que no dejan dormir mucho.

 

¿Qué puedes hacer para sentirte mejor?

Tratar de acostarte más temprano de lo habitual puede ayudarte a descansar más. Si no lo logras, trata de tomar siestas así sea de 15 minutos en el almuerzo. 

Comer y tomar bebidas 3 o 4 horas antes de irte a dormir, te ayudará a no tener que levantarte tanto durante la noche y a disminuir la acidez para poder descansar más tiempo.

Apóyate en la gente que te ama y ama a tu bebé, acepta sus ayudas con las tareas del día a día y agradece por su buena voluntad.

Comer bien te ayudará a tener las 300 calorías extra que en esta etapa necesitas por día, pero no confundas comer bien con comer comida chatarra, se trata de incluir alimentos que te aporten hierro y proteínas en tu dieta.

¿Cómo saber si dejó de ser normal?

Si además de la fatiga te sientes triste, deprimida y con desánimo, consulta con tu médico, es posible que además de fatiga tengas anemia.