niña comiendo galleta

¿TU HIJO NO QUIERE COMER?


Es normal que cuando nuestros hijos empiezan a comer se vayan volviendo conscientes que pueden decidir sobre qué comer o que no y a veces nos frustramos como padres, pero no es un tema para alertarnos si nuestro hijo está bien de peso y su crecimiento es normal.

La mayoría de las veces el rechazo que generan por la comida es provocado por ellos mismos para ver nuestra reacción ante la situación, lo importante es mantener la calma y tratar de que tengan una dieta balanceada sin comida chatarra, dulces u otro tipo de comida que no sea bueno para ellos. Es importante que los animes a probar distintas comidas, no siempre te las recibirán, pero solo así sabrás que es lo que más les gusta.

Cada vez que tus hijos rechacen los alimentos no lo fuerces a comérselos pues así solo crearás más rechazo por los mismos, dales tiempo, seguro en un futuro se atreverán a probar lo que antes no les parecía tan atractivo.

Algo que debes saber es que los niños durante sus primeros meses y más o menos hasta el año suelen comer bastante dado que su proceso de crecimiento es más rápido, en cambio cuando llega la etapa entre el primer y segundo año este proceso se vuelve mucho más lento por lo que la mayoría de las veces los niños empiezan a dejar de comer, así que no te preocupes ya que es un proceso normal que ocurre durante su etapa de crecimiento.

Eventualmente cuando empiecen a crecer más alrededor de los 5 y 7 años su apetito volverá, ya que su tamaño corporal empezará aumentar y así mismo necesitará de los alimentos para tener más energía. Así que ya sabes ¡Hay que tenerles paciencia!