REFLUJO GASTROESOFÁGICO ¿QUÉ HACER SI SE PRESENTA?

REFLUJO GASTROESOFÁGICO ¿QUÉ HACER SI SE PRESENTA?


El reflujo gastroesofágico en el embarazo, más conocido como acidez, agruras o ardor en el estómago, es un malestar muy común. Conocerlo mejor te ayudará a evitarlo.

¿QUÉ LO CAUSA?

Lo que muchos llaman acidez en el embarazo o agruras en el embarazo, similar a las náuseas o vómito, es causada por los ácidos que produce diariamente el estómago, que pasan en una pequeña proporción al esófago. Cuando la frecuencia o la cantidad aumenta se produce la pirosis, esa sensación amarga o ácida.

Si estás embarazada es posible que sientas agrieras si:

  • Te acuestas después de comer

  • Le pones salsa de tomate a la comida

  • Tomas alcohol o gaseosa

  • Tomas relajantes musculares

  • Comes muchos alimentos que contienen grasas saturadas

  • Tienes exceso de peso

  • Tomas chocolate, café, té y menta

  • Fumas

En la mayoría de los casos, los síntomas se resuelven luego del parto porque cesa el estímulo hormonal y la presión del útero aumentado de tamaño.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

Es un malestar muy común y estos son algunos de los síntomas que puedes presentar:

  • Sensación incómoda de quemazón en el pecho detrás del esternón

  • Acidez o ardor en la boca del estómago

  • Líquido amargo en la boca

  • Producción excesiva de saliva

¿CÓMO CONTROLARLO?

Si el reflujo en el embarazo es muy agudo y persistente, debes consultar con el médico, sin embargo existen algunos consejos que te pueden ayudar a controlarlo o disminuirlo.

  • Come con frecuencia, cada 3 horas en porciones pequeñas

  • Evita alimentos grasosos

  • Evita el café, té, chocolate, menta y las gaseosas

  • Mantén tu peso normal

  • Evita comer y acostarte de inmediato. Lo ideal es esperar dos horas

  • Eleva la cabecera de la cama