dolor de barriga niños

Molestias y dolor de barriga en niños

El dolor de barriga en niños puede deberse a diferentes causas, identificarlas puede ayudarte a encontrar la mejor manera de actuar para ayudar a tu pequeño a evitarlas o controlarlas. Descúbrelas aquí.


El dolor de barriga en niños es ocasionado por molestias estomacales que son muy frecuentes durante el primer año de vida, de hecho casi todos los niños las padecen. Identificarlas y saberlas tratar les ayudará a los papás a actuar acertadamente.

Los síntomas gastrointestinales más comunes son cólico, regurgitación, constipación y producción excesiva de gases. La gran mayoría provoca dolor abdominal, pero no necesariamente se presentan todos estos síntomas siempre.

En Similac® Total Comfort Kid te compartimos esta serie de artículos para que aprendas más sobre la digestión de tu pequeño y sus problemas más comunes.

Gases en los pequeños

Aunque son algo normal, los gases ocasionan molestias y por eso mamás y papás constantemente investigan cómo eliminar los gases en los niños. Descubre aquí algunas causas y métodos para aliviarlos.

¿Cuándo es preocupante la diarrea?

El sistema digestivo de tu bebé pasa por muchos cambios. Aprende aquí cuándo debe preocuparte la diarrea.

Mi hijo tiene Estreñimiento, ¿qué puedo hacer?

El estreñimiento es un problema común que puede resolverse. Encuentra los tips que necesitas aquí.

 

SIMILAC® MAMÁ TIENE VARIOS BENEFICIOS PARA TI Y PARA TU BEBÉ.

SIMILAC® MAMÁ. Registro Sanitario: RSiA02I51012.

ÚLTIMOS CONTENIDOS

Para lograr que tu hijo tenga una barriguita feliz, es importante aplicar buenos hábitos alimenticios en casa. Conoce cómo aplicarlos y ayúdalo a evitar molestias en su barriguita.

Muchas veces el color de las heces de tu pequeño puede causar angustia. Sin embargo, aunque en ocasiones te puede alertar sobre alguna condición de salud, otras no tienen por qué preocuparte. Aprende a identificarlas.

El estreñimiento en niños es muy común y genera molestias en los pequeños. Conoce mejor sobre esta molestia y descubre qué puedes hacer para ayudar a tu hijo a controlarla.