9 CLAVES SOBRE EL EJERCICIO DESPUÉS DEL EMBARAZO


Seguramente te estás preguntando qué ejercicios después del parto está bien hacer, pues debes haber escuchado opiniones de todo tipo, que hay que empezar cuanto antes o que debes guardar reposo, que hagas de un tipo o de otro. Pero espera, antes de tomar cualquier decisión debes informarte muy bien para poder empezar o retomar tus ejercicios después del embarazo.

Conoce las 9 claves que te ayudarán a evaluar tu caso y decidir cuál es el paso a seguir en tu vida deportiva... 

1.  Cada caso es único
    El tipo de ejercicio que escojas, la frecuencia con que lo hagas y la intensidad que le     apliques dependerá de si ya eras deportista o no.

2. Siempre hay que esperar    
    En todos los casos hay que esperar unas seis semanas aproximadamente para empezar o     retomar el ejercicio, ten en cuenta que en esta etapa sobreexponer tu cuerpo, puede     provocar incontinencia. Saber cuándo empezar dependerá de la condición en la que     hayas quedado al tener a tu bebé, de las heridas y de cómo te sientas físicamente.

3. Cuando empieces, hazlo gradualmente    
    Fueras o no deportista antes de tu embarazo, siempre hay que empezar con poco. En     este punto es clave escuchar las señales de tu cuerpo para ir aumentando la intensidad.

4. Las opciones para empezar son variadas
    La mejor manera de comenzar es con ejercicios sencillos en casa como flexiones,     abdominales simples o yoga después del parto.

5. Enfócate en las zonas que debes recuperar    
    Más adelante será conveniente hacer ejercicios que te ayuden a fortalecer la zona pélvica     y a recuperar la fuerza en glúteos y caderas, y a reafirmar el pecho. Siempre se debe     incluir algún ejercicio aeróbico que te ayude a quemar calorías y grasas.

6. Incluye a tu bebé en tu rutina    
    La falta de tiempo puede ser un obstáculo, por eso acudir a sesiones deportivas con tu     bebé, es una gran alternativa. En tus caminatas puedes ayudarte con un cargador y en     casa podrás ponerlo frente a ti e incluso utilizarlo como peso.

7. Tiene beneficios que no siempre contemplas    
    El ejercicio ayuda a combatir la depresión postparto que sufren muchas madres, te relaja     y te ayuda a conciliar el sueño.

8. Es muy importante alimentarse bien
    Acompaña tu actividad física con una buena alimentación e hidratación.

9. Tu médico siempre será tu gran aliado    
    Consulta con tu médico para que él te ayude a hacer un plan de ejercicios.