estreñimiento en niños

IDENTIFICANDO EL POPÓ DE TU PEQUEÑO

La clave está en los pañales de tu bebé, pues entenderlos te ayudará a saber si su barriguita está presentando problemas o no. Con esta guía podrás interpretar sus heces para saber cómo actuar.


TIPOS DE HECES

1. Negro-verdoso y pegajoso

Conocido como: Meconio.

Aspecto: Es similar al chocolate derretido o al alquitrán. 

¿Cómo interpretarlo?: Son heces normales y temporales, pues son las primeras que tu bebé expulsa después del nacimiento. La leche materna lo ayudará a excretarlas en aproximadamente tres días. Están formadas por residuos de líquido amniótico y contienen bilirrubina.

2. Amarillo granuloso

- Conocido como: Heces de bebé amamantado.

- Aspecto: Amarillo oro.

- ¿Cómo interpretarlo?: Este tipo de heces son normales cuando el bebé es alimentado con leche materna y seguirán viéndose así hasta que complementes su alimentación con leche de fórmula o le des alimentos sólidos. Tienen un olor leve y podrían acompañarse de ruidosos efectos de sonido, hasta explosivos, por eso puede que tengas que cambiarlo de ropa varias veces al día.

3. Café claro y grueso

- Conocido como: Heces de bebé alimentado con fórmula.

- Aspecto: Es similar a la leche cuajada con color café claro u ocre.

- ¿Cómo interpretarlo?: Son normales. Siempre que complementes la leche materna o lo alimentes con leche de fórmula, se verán así.

4. Café verdoso

- Conocido como: Heces de introducción a alimentos sólidos.

- Aspecto: Es similar a las sobras de guacamole.

- ¿Cómo interpretarlo?:Es típico ver heces que van de café a verde cuando empiezas a darle alimentos sólidos a tu pequeño, pero es posible que veas este color en el pañal desde antes. Si ocurre no hay que preocuparse, solo deberás consultar a tu médico si tu pequeño tiene otros síntomas.

5. Rojo rosáceo

- Conocido como: Heces artificialmente coloreadas.

- Aspecto: Se ven como comida parciamente digerida.

- ¿Cómo interpretarlo?: Las heces de los bebés se parecen a lo que han comido, por eso una vez empiezas a darle sólidos, es normal que el color y la textura cambien después de cada comida, pues algunos alimentos como las zanahorias (naranja) y las espinacas (verde), le dan coloraciones llamativas. Los medicamentos también pueden darle colores poco usuales. Es bueno que verifiques que haya una relación entre lo que come y los colores de sus heces, pues es importante consultar al médico si las heces de tu hijo se ven rojas sin que identifiques una razón.

6. Verde oscuro

- Conocido como: Heces del bebé por suplementación de hierro.

- Aspecto: Es similar al guacamole reposado.

- ¿Cómo interpretarlo?: Puede ser el resultado de la suplementación de hierro, pues en algunos bebés las bacterias en los intestinos reaccionan al sulfato de hierro de los suplementos o de una fórmula fortificada con hierro, y convierten las heces del bebé en verde oscuro o a veces hasta en negro verdoso. Estas permanecerán con este color mientras le des dicha fórmula.

El color no debe preocuparte, pues los estudios muestran que la suplementación de hierro no causa problemas digestivos o incomodidad.

7. Verde brillante

- Conocido como: Desequilibrio de leche inicial / leche final.

- Aspecto: Es de color verde y espumoso.

- ¿Cómo interpretarlo?: Los bebés amamantados que reciben más leche materna al empezar la alimentación en un seno que al finalizarla, a veces presentan este tipo de heces verde brillante, verde oscuro o hasta negro verdoso.

Es recomendable que amamantes a tu hijo por lo menos 20 minutos en un lado antes de cambiarlo al otro seno, pues cuando lo dejas poco tiempo en un seno, recibe leche más dulce y delgada al empezar a comer, pero más rica en nutrientes y grasas cuando finaliza. Puede ser que el bebé necesite alimentarse durante más tiempo en cada seno para garantizar que consuma suficiente leche al final de cada comida.

También es posible que un virus ocasione las heces de color verde brillante, por eso debes llevarlo al médico si además está irritable y se ve incómodo.

8. Café acuoso y suelto

- Conocido como: Diarrea.

- Aspecto: Es acuosa con fragmentos.

- ¿Cómo interpretarlo?: Las heces sueltas ocasionales no deben alarmarte, pero si se presentan durante dos días o más, pueden ser diarrea. 

La diarrea continua causa deshidratación y puede ser una señal de infección. Por lo general la infección no es peligrosa, pero la deshidratación que resulta de perder demasiados líquidos en estas heces sí lo es. Por eso en caso de presentarlas, debes amamantarlo a menudo, darle muchos líquidos, leche materna, agua y soluciones de rehidratación oral.

Entre más pequeño es tu bebé y más frecuente es la diarrea, mayor es el riesgo de deshidratación. 

- Precaución: Deberás visitar al médico si observas alguna señal de alarma como:

Sangre o mucosidad en las heces

Fiebre

Orina disminuida u oscura

Vómito

Actividad disminuida

Irritabilidad

Rechazo a comer

9. Café seco y duro

- Conocido como: Estreñimiento.

- Aspecto: Parecen bolitas de arcilla o piedritas.

- ¿Cómo interpretarlo?: Las heces duras pueden significar que tu pequeño está estreñido, pero ocasionalmente son normales si tu hijo está en la transición a alimentos sólidos.

Las heces duras también pueden ser un signo de que tu hijo no está obteniendo suficientes líquidos o los pierde por el calor, una enfermedad o fiebre. 

Tu médico te puede recomendar que des pequeñas cantidades de agua suplementaria al bebé. Si tu hijo es un poco mayor, bajo supervisión médica puedes darle más líquidos, si come sólidos el doctor también podrá recomendarte alimentos más altos en fibra como frutas, verduras, granos enteros y añadir puré de ciruelas a su cereal.

- Precaución:  Deberás visitar al médico si observas alguna señal de alarma como:

Vómito

Actividad disminuida

Irritabilidad, sangre o mucosidad en las heces

Rechazo a comer

Fiebre

Orina disminuida u oscura

10. Con manchas rojas

- Conocido como: Sangre en heces.

- Aspecto: Heces duras manchadas de sangre o moco.

- ¿Cómo interpretarlo?: Las heces de un bebé con estreñimiento pueden ir teñidas de sangre roja brillante por las fisuras rectales o pequeñas grietas en el ano causadas por el esfuerzo. 

También pueden ir acompañadas de hilos de mucosidad. Pero el sangrado ocasional no es 

causa de preocupación; por lo general, una vez que el estreñimiento se ha resuelto, desaparece el sangrado.

- Precaución: Debes consultar a tu médico si la cantidad de sangre es más de unas gotas, o si el sangrado no se resuelve con el ablandamiento de las heces.

11. Negro

- Conocido como: Melena.

- Aspecto: Heces negras gruesas.
- ¿Cómo interpretarlo?: La melena son heces negras gruesas que podrían contener sangre que ingresó al intestino en una porción superior a la normal en el sistema digestivo.

- Precaución:  Si estas heces se presentan en el pañal de tu hijo y no son meconio, es decir, el niño no está en sus primeros días de vida, debes visitar al médico inmediatamente; igualmente si observas:

Sangre o mucosidad en las heces

Rechazo a comer

Orina disminuida u oscura

Actividad disminuida

Fiebre

Vómito

Irritabilidad

12. Blanco

- Conocido como: Heces anormales.

- Aspecto: Heces pálidas, incoloras o blancas.

- ¿Cómo interpretarlo?: Las heces blancas no son normales. Podrían ser señal de una carencia de bilis, que es la que normalmente les da un color marrón al ser expulsada durante la digestión. Estas pueden ser señal de un problema de la vesícula biliar o del hígado.

- Precaución:  Debes ponerte en contacto con el médico si las heces de tu bebé son de esta tonalidad o si observas:

Rechazo a comer

Orina disminuida u oscura

Actividad disminuida, sangre o mucosidad en las heces

Fiebre

Vómito

Irritabilidad