IMPORTANCIA DEL HMO* EN LOS SISTEMAS DIGESTIVO E INMUNE

El intestino, además de encargarse de que los nutrientes se absorban para que los niños crezcan sanos y se nutran bien, crea una defensa que previene alergias y enfermedades. Es así como se fortalece el sistema inmunológico.


Muchos estudios han demostrado que se genera un mejor desarrollo de las defensas de los niños cuando son alimentados con leche materna. Este es el resultado de un trabajo colaborativo y perfectamente coordinado entre los HMOs: ingredientes claves para la nutrición y protección de tu hijo, las bacterias buenas del sistema digestivo, el intestino y su buen funcionamiento. 

Pero entonces, ¿qué son los HMOs? ¿De dónde vienen? Y, ¿para qué sirven exactamente? Descúbrelo y entiende por qué en Abbott se hicieron investigaciones durante 15 años para poder sintetizar el HMO* e incluirlo en sus productos de nutrición infantil.

1. ¿Qué es el HMO*?

Además de ser un prebiótico o alimento para las bacterias buenas, actúa desde el intestino y fuera de él, protegiendo y promoviendo el desarrollo del sistema inmunológico de los niños. 

2. ¿En dónde se encuentra?

Hasta ahora solo se encontraba en la leche materna y es el tercer componente sólido más abundante en ella después de la lactosa y la grasa. Más del 70% de las madres del mundo lo producen. 

3. ¿Por qué es importante para el sistema digestivo?

Tiene una función que ayuda a que se dé un buen proceso digestivo, ayudándolo a madurar y evitando molestias en las barriguitas.

4. ¿Por qué es importante para el sistema inmune?

Además de alimentar a las buenas bacterias del intestino, que colaboran con el sistema inmunológico, se ha determinado que se absorben en el torrente sanguíneo, reforzando también las defensas por fuera del intestino. 

*Oligosacárido 2’-fucosilactosa (2’FL) 


Similac® 3 KID PROSENSITIVE. Alimento lácteo en polvo para niños en crecimiento mayores de 2 años que combina una mezcla de grasas de fácil digestión con el prebiótico HMO 2'-FL, nucleótidos, DHA y luteína. Registro Sanitario: RSA-002860-2017. Recomendado para niños mayores de 2 años. *El HMO (oligosacárido 2’-FL) contenido en las fórmulas de Similac se ha obtenido de manera sintética. Este producto no reemplaza una alimentación adecuada.